martes, 23 de noviembre de 2010

Se escribe con c


Desde las paredes la insolación
saca su cuenta mientras con
su lengua
     madrugada
la platabanda cruje
un hombre desnudo espera mi abrazo
lleno de odio
            que lo expulse sin
                        dar vuelta a la llave
creo es fiebre de lo que padece

Me gusta mi cuerpo
            escrito con c de insolación
bajo techo con el ánimo no tan lluvioso

Muerde la campechana si se le
molesta sobre todo cuando se tienen
cuatro años
          se nos abre una brasa
                       diminuta
las ratas y los libros son del mismo bando

No hay que vaciarse
los temores
          esa vaina no es combustible
la caldera está encendida
¿lo notaron?
también se escribe con c de insolación
los testículos se sancochan
el hedor corre por los pasillos
               busca refugio en los labios
               y el aire se vuelve salitre de poros

Sobre los muebles de mimbre
se derriten los nombres de quienes nos visitan

Coordenadas del fuego
vereda siete sector uno número diecinueve
hay que hacerse un vestido con los pelos del perro

Una mañana es cóncava
                                 Los pies de la c hacia arriba
recibe con agrado lo que traemos
encorvado su lomo la c no recibe nada
quema eso sí     siempre quema
hogar del verano
abriéndome surcos en las yemas de los dedos
tantos años escarbando su costra
                          la casa


Eric Urriola
Para leer más de este autor: http://dosvecesr.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario